fbpx

¿Cúal es el IVA en una Reforma de Vivienda y cuándo se aplica el IVA reducido?

El IVA cuando encaramos un proceso tan importante como es el de la reforma de nuestra vivienda, el presupuesto es uno de los elementos clave, ya que una reforma, especialmente si es integral, suele ser una inversión importante, por lo que controlar cada detalle del presupuesto puede ser fundamental.

Dos tipos de IVA aplicables

Y el IVA suele despertar muchas dudas, ya que a veces no queda del todo claro cuándo se aplica el estándar del 21% o el reducido, del 10%. Si a tu reforma se le aplica uno u otro depende de varios factores que se detallan a continuación.

Requisitos para beneficiarte del IVA reducido en tu reforma

1- Facturar a nombre de persona física (no de empresa o autónomo).
2- Destinar la vivienda a uso particular y estar empadronados en ella; si la alquilamos debemos aplicar el 21%.
3- El inmueble debe tener más de 2 años en el momento de la reforma.

El IVA del 10% se puede aplicar a cualquier obra que represente una renovación o reparación en edificios destinados a viviendas, ya sea para particulares o comunidades de vecinos.

La clave del IVA reducido en la reforma de vivienda

Los requisitos anteriores se suelen cumplir en la mayoría de los casos en los que se plantea una reforma, por lo que no suponen mayor complicación. Realmente la clave para poder solicitar el IVA reducido es que el coste de los materiales usados en ella sean de coste nulo (aportados por el propio cliente) o inferior al 40% del coste total de la reforma.

Por si no te queda del todo claro qué implica este último requisito, vamos a ver un ejemplo hipotético. Queremos cambiar el suelo de nuestro salón y poner parquet, una de las opciones más interesantes cuando pensamos en renovar el suelo.

Nuestro salón tiene 15 m2 y el precio del suelo de madera es de 80€/m2, lo que resulta un total de 1.200€. La colocación del suelo por parte de la empresa de reformas cuesta 18€/m2, por lo que eso nos costará 270€. Renovar el suelo costaría 1.470€ en total.

Como podemos ver, el precio de los materiales (el suelo de madera) supera con creces el 40% del presupuesto total de la reforma; en este caso tendríamos que aplicar un 21% de IVA. Solo cuando los materiales representan un coste inferior a ese 40%, podremos solicitar la aplicación de un IVA reducido del 10% para nuestra reforma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compare