fbpx

Por qué es siempre mejor vender con una inmobiliaria en exclusiva

Por qué es siempre mejor vender con una inmobiliaria en exclusiva. El deseo de cualquier propietario que pone su vivienda en el mercado inmobiliario es vender cuanto antes y al mejor precio posible. Y, con esa intención en mente, lo habitual es que contacte con varias agencias, pensando que de este modo el inmueble tendrá más visibilidad. La realidad es bien distinta: vender con una inmobiliaria en exclusiva ofrece muchas más ventajas.

Vender en exclusiva significa que, previa firma de un contrato, solo la agencia elegida podrá comercializar el inmueble. Será esta la que ponga en marcha las acciones de marketing necesarias para atraer a posibles compradores, una responsabilidad que se traduce en mayor eficacia.

VENTAJAS DE VENDER CON UNA INMOBILIARIA EN EXCLUSIVA

Hoy en día, la competencia en el mercado inmobiliario es muy alta. Conseguir que un inmueble tenga visibilidad y que destaque lo suficiente como para atraer la atención de un buen número de interesados no es sencillo. Que esa atracción sea eficaz es la clave para conseguir una venta rápida, y es en ese sentido donde mayores ventajas aporta vender con una inmobiliaria en exclusiva.

En primer lugar, cuando se trabaja en exclusividad, la cartera de inmuebles de la agencia suele ser menor, lo que permite dedicar más recursos y esfuerzos a cada uno de ellos. Mejor atención, mayor seguimiento y estrategias de marketing más cuidadas dan como resultado mayor visibilidad y procesos de venta más rápidos.

Entre esas estrategias comerciales hay una especialmente importante: cuando existe exclusividad, se da a conocer la dirección. Esto no ocurre cuando se acude a varias agencias. En el proceso de venta, este aspecto es esencial por dos motivos: porque muchos compradores desconfían de los inmuebles que no pueden localizar con exactitud en un plano y porque los grandes portales inmobiliarios dan mayor visibilidad a aquellos que no ocultan la ubicación.

En segundo lugar, el poder de negociación es mucho mayor cuando se decide vender en exclusiva. Un único intermediario es un único precio en el mercado. Cuando un posible comprador observa un mismo inmueble en varias agencias, es posible que mantenga conversaciones con todas para forzar una rebaja en el precio si está realmente interesado.

Aquella que haga la mejor oferta será la que venda el inmueble y se lleve la comisión correspondiente. El problema radica en que en ocasiones se rebaja el precio innecesariamente para agilizar la venta, con el consiguiente perjuicio económico para el propietario. La exclusividad permite a la agencia negociar en igualdad de condiciones con quien realmente esté interesado en el inmueble para realizar una operación justa para todos.

Y, aún hay otras ventajas añadidas de vender con una inmobiliaria en exclusiva: tasaciones más ajustadas a la realidad, la seguridad que supone contar con un filtro que solo pasarán aquellas personas realmente interesadas en visitar el inmueble o la comodidad de contar con una agencia de confianza que resuelva cualquier duda y en la que depositar las llaves.

RECOMENDACIONES IMPORTANTES

El hecho de que la venta en exclusiva ofrezca ventajas tanto a propietarios como a agencias no significa que unos y otras no deban tener en cuenta algunas cuestiones. En el caso de los propietarios, antes de firmar el contrato con la agencia, conviene que comprueben las credenciales de la agencia, que pregunten qué estrategias de marketing emplean y que se interesen por los recursos de los que disponen.

Son aspectos muy importantes, ya no solo en el aspecto del personal dedicado a la venta y a la captación de clientes, sino en uno cada vez más relevante: la presencia en Internet. Hoy en día, el primer contacto de un posible comprador con el inmueble a la venta se realiza vía online. Una web actualizada, bien estructurada, con información clara y precisa de los inmuebles y recursos como visitas virtuales son una garantía.

Precisamente, para las agencias inmobiliarias a veces es complicado salvar las reticencias de los vendedores a la hora optar por la exclusividad. Ofrecer una imagen de confianza y seriedad es un paso importante para captar clientes, pero también lo es establecer unos honorarios que sean justos para ambas partes.

Una última cuestión importante es redactar y analizar con calma el contrato para establecer en él las cláusulas que se consideren imprescindibles. En el caso del comprador, una importante es la que tiene que ver con la duración y las condiciones de rescisión en caso de que la actuación de la agencia no sea satisfactoria. Esta, por su parte, suele protegerse imponiendo una penalización en caso de incumplimiento por parte del cliente.

Vender con una inmobiliaria en exclusiva, por tanto, es una buena elección. Con el compromiso de ambas partes, todo el proceso se realizará con mayor rapidez y más garantías de satisfacción para todos los interesados: vendedor, agencia y comprador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compare